martes, 19 de julio de 2011

Sobre la Adopción por parte de Homosexuales

Dedicado a Anita
su novia
y sus dos bebas.

En esta entrada pretendo argumentar por qué me parece absurdo que se esté en contra de la adopción por parte de parejas homosexuales. Sin embargo admito que, aunque absurdo, es normal por el simple hecho de que la tradición cultural nunca lo ha permitido, hasta donde sé, por lo cual representa algo totalmente nuevo y, por ende, rechazado por nuestra humanidad.

El tema que me atañe en esta oportunidad no es si la homosexualidad es buena, mala, bonita, natural, etc., sino si una pareja homosexual puede o no dirigir un grupo familiar, partiendo del hecho de que la homosexualidad existe, no está considerada una enfermedad, y que las parejas de este tipo monógamas existen y hoy día están teniendo aceptación social y legal con esto del matrimonio y/o reconocimiento como concubinato.

Partamos entonces de la definición de familia. Luego de leer varios conceptos, ubicados en diversas fuentes, pude descubrir que no hay en realidad un consenso, aunque hay ciertos elementos fundamentales en común, y puedo concluir particularmente que la familia es la célula de la sociedad humana, y está conformada por un grupo de individuos unidos por lazos de afinidad (matrimonio, concubinato, adopción) y por lazos de consanguinidad. La familia puede verse en sentido amplio (hasta cuarto y quinto grado de consanguinidad: primos, tíos, abuelos, etc.), o puede verse como familia celular, las personas que viven y conviven juntas y forman un núcleo social-cultural, aunque luego se disperse, y que tradicionalmente está conformada por mamá, papá e hijos (y el perrito, claro jeje). Bien, para este caso nos incumbe la familia celular.

Dicha familia, a pesar de tener mayoritariamente (porque en muchos casos culturales específicos no es ni lo tradicional ni lo normal) la estructura mencionada anteriormente, hoy día se reconoce que puede tener otras estructuras, cada día más comunes: biparental, monoparental, poliparental. Esto por supuesto, según la presencia o no de ambos padres. Pueden estar ambos, puede estar uno de ellos, o puede ser una familia fundada en un matrimonio poligámico: un padre y muchas madres, por ejemplo. En todos los casos los hijos pueden ser naturales o adoptados. Hasta aquí solo están incluidos los miembros con primer grado de consanguinidad. Sin embargo, hay miles de casos en los que la pareja, o la cabeza de la familia, debe asumir la crianza de un sobrino, un primo menor o un nieto ¿Estas son menos familias que las anteriores? No lo creo, aparte de que es algo bastante común.

Ahora bien, después de haber expuesto un concepto de familia y concientizar que de hecho existen muchos tipos de familia, reflexionemos sobre la función social de la misma. El ser humano es cerebralmente muy evolucionado, y no es capaz de ser independiente, se puede decir que hasta su adolescencia. Mientras tanto, aparte de necesitar que lo alimenten y que lo ayuden en sus primeras funciones motrices, su cultura exige que desarrolle un lenguaje, un conjunto de comportamientos y un mínimo de conocimientos que le preparan para ser capaz de vivir en sociedad. La familia cumple pues el rol de ser el sostén del individuo inmaduro, tanto en el sentido biológico, como en el sentido cultural-social, y en el sentido psicológico-emocional.

Después de este pocote de palabras, me gustaría que me respondieran la siguiente pregunta: ¿Por qué una pareja homosexual no es capaz de dirigir un núcleo familiar? Ya aceptamos que hay varios tipos muy diversos de familias, dirigidas por una, dos o más personas de sexos iguales o contrarios. Una pareja homosexual está en la capacidad de sostener a uno o más hijos, tanto biológica, como cultural y emocionalmente; nada se los impide. Ya que aceptamos que los homosexuales no son personas enfermas (ni física, ni psicológicamente), y están en la capacidad de estudiar, trabajar, comunicarse, amar y apoyar, igual que cualquier otro individuo y con los mismos derechos. La única condición por la cual le clasificamos como homosexual es por sentirse atraído por personas de su mismo sexo biológico. Ser ambos del mismo sexo no impide criar ni educar, y no es condicionante que sean una pareja sexual. Hay casos en que un niño es criado por dos personas del mismo sexo no ligadas sexualmente, por ejemplo, su madre biológica y su tía. Habrá casos en los que incluso el o los hijos sean hijos biológicos de uno de los miembros de la pareja (resultado de relaciones heterosexuales anteriores o de inseminación artificial), y si este progenitor quiere formar una pareja con alguien de su mismo sexo ¿debe serle negado el derecho de criar a sus propios hijos?

Un argumento muy utilizado es que las parejas homosexuales no pueden procrear naturalmente, necesitan recurrir a medios biológicos inducidos (inseminación artificial, alquiler de vientres) para poder tener un hijo biológico, o simplemente, adoptar. Pero ¿acaso no recurren a estos métodos las parejas heterosexuales con problemas de fertilidad? ¿Decimos por eso que estas familias son "anti-naturales", o no debieran existir, o no debieran tener los mismos derechos de todas las demás? Para mi, lo de la procreación "al natural", es argumento descartado.

Se suele conjeturar que el comportamiento homosexual es una especie de doctrina y que todo homosexual querrá que su hijo también lo sea. Si esto llegase a suceder, sería tan inaceptable como un padre heterosexual que no quiere ni acepta a su hijo gay. La homosexualidad es un comportamiento, que según se ha demostrado no se aprende, y que a través de la vida la sexualidad de una persona puede ir variando o evolucionando. Un hijo de padres homosexuales tiene el mismo derecho a saber de dónde vienen los bebés, créanme, la explicación será siempre la misma. Sin embargo, si pretendemos reducir la sexualidad humana a "de dónde vienen los bebés", estaríamos simplificando incluso a las mentes heterosexuales monógamas ortodoxas felizmente casadas.

He visto también denuncias más descaradas que dicen que los homosexuales tienen más tendencia a aprovecharse de los niños. Nada más falso. No se ha demostrado relación estadística entre la homosexualidad y la pedofilia. Y si quiere querido lector, eche un vistazo a la página de sucesos todos los días y leerá muchas veces "padre violó a su hija" o "tío abusa de su sobrina", y muchos casos más de pedofilia heterosexual. Estamos claros, estos casos suceden, en ambos bandos, y hasta en las mejores familias. Puede que haya homosexuales que abusen de menores, pero esto no representa a la mayoría.

Aunque pienso que este pequeño artículo se me ha quedado corto, creo que puede expresar de forma resumida mi punto de vista sobre la posibilidad de adopción por parte de parejas homosexuales. Creo que gran parte del público que está en contra, es por tabúes sociales o por asuntos religiosos y/o morales (la moral, no olvidemos, es "artificial", algo hecho por el hombre, y dicho sea de paso varía en cada cultura y cada época). Por esto creo que estas familias deben ser finalmente aceptadas legalmente hablando, porque sea como sea, muchos homosexuales también tienen ganas de trascender a través de la crianza de un hijo, y si quieren, lo harán, y al no reconocérseles legalmente, se les estarán negando derechos ¿Quienes sufrirán las últimas consecuencias? Sus hijos. Sirva de reflexión.

Texto escrito originalmente el 18/08/2010

--
Recibe las entradas en tu correo electrónico:
Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...